La expedición ha llegado esta mañana a Beijing sin complicaciones aunque con algo de retraso a la residencia de Remnin. Los 22 miembros han tenido tiempo para muchas cosas a lo largo del día. Una de ellas, dormir.

Marc Chiloeches durmiendo

Ha sido un día un tanto descafeinado para nuestros chicos, que se han quedado con ganas de probar el césped debido a la climatología, aunque aprovecharon para reforzar el grupo, cerrar algun trámite pendiente y recibir unas equipaciones proporcionadas por la organización del torneo.

A estas horas los hombres de Marc ya descansan en sus respectivas habitaciones y es que mañana se ejercitarán por primera vez en las instalaciones y podrán tener las primeras sensaciones en la capital china a las 9:30 en una sesión en la que podremos descubrir alguna idea, tanto en la posible alineación como en el juego que quiere proponer nuestro combinado.